Uber tiene alrededor de 60 millones de usuarios y presencia en unas 450 ciudades en el mundo en la actualidad. De hecho, es la startup mejor valuada, con 68 mil millones de dólares, superando a otras como Xiaomi y Airbnb, de acuerdo con datos proyectados por Statista.

Aunque lidera su segmento, en países como México en donde está presente en 43 ciudades de 23 estados, se ha enfrentado a diversos casos relacionados con abusos, por lo que la compañía vivió una crisis recientemente.

Después de eso, hace poco hizo un rebranding y parecía un movimiento lógico para cambiar la percepción de quienes la asociaban con denuncias, pero parece que el cambio también obedece a un proyecto en desarrollo en Chicago.

Durante varios meses y tras una prueba en Los Ángeles, según fuentes que cita el diario Financial Times, está poniendo en práctica Uber Works.

Se trata de una división de renta de meseros o guardias de seguridad. No hay una fecha oficial de lanzamiento del servicios pero la compañía ha comenzado a seleccionar personal para su nueva división.

Sin embargo, en redes sociales no todos han tomado el tema bien, pues algunos aseguran que precariza el empleo.

De acuerdo con Financial Times, el movimiento busca convencer a los futuros inversores en la salida a Bolsa de que Uber es una plataforma con múltiples servicios.