Se están quedando sin trabajadores y no hay mucha gente dispuesta a trabajar en este sector.

Por Tomás Dávalos Olvera

En riesgo de cerrar algunas empresas de seguridad privada debido a la escasez en la mano de obra, pues a causa de la alta rotación, se están quedando sin trabajadores y no hay mucha gente dispuesta a trabajar en este sector, afirmó Carmen Dena Escalera, representante de la Unión Nacional de Empresas de Seguridad Privada y Adherentes (UNESPA).

Comentó que este fenómeno no es nuevo, pues a causa de la escasez en la mano de obra, el año pasado cerraron aproximadamente ocho empresas del sector a nivel local; añadió que conseguir empleados es difícil, pues por la rotación de horarios y la naturaleza misma del trabajo, muchas personas prefieren buscar empleo en otros sectores.

Carmen Dena sostuvo que por ello las compañías del sector están haciendo un esfuerzo para mejorar las condiciones de trabajo de sus empleados, además de ofrecerles mayores prestaciones, para retener al personal y evitar que renuncien con prontitud.

Al respecto, señaló: “

Estamos teniendo una rotación muy alta de entre 10 y 15% de nuestras plantillas, no obstante, existe la esperanza de que esta situación se corrija en tanto se vayan mejorando las condiciones laborales de los trabajadores

Finalmente, la representante de la UNESPA dijo que las personas prefieren irse a laborar a otras empresas con horarios más flexibles, por ello, para mantenerse en el negocio, las compañías de seguridad privada deben adaptarse y mejorar las condiciones laborales, pues en la actualidad, es un trabajo muy pesado, que deja poco tiempo de recreación a los empleados.