Mexicali, Baja California.-Un grupo de ciudadanos integrantes de grupos de resistencia arribaron al Congreso del Estado a la sesión extraordinaria, pero les prohibieron el paso.

Las puertas del edificio del Poder Legislativo fueron cerradas bajo llave y se colocaron elementos de seguridad privada interna resguardando los accesos.

En la puerta de vidrio trasera se conglomeraron los manifestantes quienes recibieron a los diputados que iban llegando y les solicitaban poder ingresar.

La diputada Blanca Patricia Ríos López y Jorge Eugenio Núñez afirmaron que gestionarían que pudieran acceder, pero no sucedió así.

El diputado José Félix Arango les reclamó que eran un movimiento de Morena y a favor de Andrés Manuel López Obrador, y optó ingresar por la puerta lateral de emergencia. Miguel Osuna Millán arribó y no atendió a los diputados, ingresó de inmediato al Congreso.

Cuando los manifestantes permanecían al exterior cantando versos contra el gobernador Francisco Vega de Lamadrid, fue cuando se percataron que comenzó la sesión y las puertas permanecían cerradas.

Al grito de “queremos entrar” comenzaron a empujar las puertas de vidrio, y fue cuando a los dos guardias que estaba en la puerta por la parte externa, los comenzaron a jalar y empujar hasta retirarlos con violencia moderada del acceso.

Mientras discutían, otros manifestantes aprovecharon para empujar con mayor violencia las puertas, hasta que una de ellas se colapsó en pedazos e ingresaron a la fuerza al edificio. Un guardia del recinto resultó con cortes moderados en el brazo y mano izquierda.

Ya dentro del lugar, se dirigieron a la sala del pleno legislativo, donde mantuvieron interrupciones a la sesión, gritando consignas como “diputados rateros” y “vendidos”.

El diputado presidente Carlos Torres Torres solicitó en reiteradas ocasiones que guardaran silencio y respeto a los diputados, lo que provocó mayores rechiflas. Conforme fueron atestiguando que no hubo dictámenes con aumentos de impuestos, fueron retirándose del lugar.

La tensión aumento cuando al votar el Presupuesto de Egresos, la maestra Araceli Piña, expulsada de Baja California Resiste por ser simpatizante de Morena, brincó la barrera que divide a la audiencia del pleno.

La seguridad la intervino de inmediato, al acercarse a Rocío López Gorosave, la diputada expresó susto y escondió su bolsa debajo de la mesa y se alejó de la maestra manifestante.

Finalmente la retiraron del pleno y la regresaron a la audiencia por intervención del diputado Luis Moreno Hernández quien bajó a controlar a la maestra.