La Secretaría de Seguridad Pública prepara operativo de revisión

Por Armando Cobián Lafont

Torreón, Coahuila.- El Secretario de Seguridad Pública en Coahuila, José Luis Pliego Corona, adelantó que ya se prepara el operativo de revisión y auditoría para todas aquellas empresas que prestan el servicio de seguridad privada en centros comerciales, antros, restaurantes, fraccionamientos, bancos o instituciones educativas, pues muchas han aparecido de la noche a la mañana sin contar con el debido protocolo de seguridad, detectando un sinfín de irregularidades, entre las que destaca la contratación de personal de muy dudosa reputación.

Se estima que en Torreón existen 24 empresas entre buenas y “patito” con un promedio de 600 a 800 elementos.

De acuerdo a una investigación realizada por parte de Noticias de El Sol de La Laguna se pudo corroborar que muchas de las empresas de seguridad que aparecen en el directorio actual, ya no operan en los domicilios que ahí se publican y en muchos de los casos los teléfonos ya han sido cancelados o están fuera de servicio.

Pliego Corona estableció que habrá orden y que se legislará para que todas las empresas sean realmente de seguridad privada y no de inseguridad, dejando en claro que serán vigilantes de la tranquilidad de sus patrones, sin excederse en su actuar, pues para eso están las corporaciones policiacas, su deber es dar aviso a las autoridades en forma inmediata.

“Ya estamos trabajando en base a la oficina de normatividad para que todas las empresas estén en regla, pues no se permitirá una sola fuera de la reglamentación, todas tendrán que cumplir”, sentenció.

Dentro del protocolo de seguridad que deberán cumplir, está el registro de cada elemento con su carta de no antecedentes penales a la mano y su examen toxicológico avalado por una autoridad médica, sus cursos de capacitación y adiestramiento físico, la realización de un examen psicológico que certifique que está apto para desarrollar este puesto de vigilante y otros más.

“Una cuestión que debe quedar muy clara es que ningún elemento, de cualquier empresa de seguridad privada, deberá estar armado, pues para ello deberán contar con su permiso y porte de parte de las autoridades de la Sedena y esta Secretaría”, reiteró Pliego Corona.

“El perfil de las personas que se contraten debe ser en ese sentido, con perfil que parezca de vigilantes, no otra cosa”, finalizó.