En total serían 672 empresas de seguridad privada en Colombia, de las cuales más de 200 estarían operando de manera irregular.

Por Damián Landínez, Blu Radio

La denuncia fue hecha por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad Privada, la cual advirtió que están funcionando como oficinas fachada que prestan el servicio de manera ilícita en distintas partes del territorio nacional.

El superintendente Fernando Martínez agregó que “cuando una empresa ilegal entra al mercado, lo único que hace es alterarlo porque llega con unas prácticas fuera de la actividad y lleva a que le quite clientes al que verdaderamente tiene la capacidad”.

También añadió que estas empresas ilegales no pagan ningún tipo de póliza para operar y se saltan las tarifas establecidas para la prestación del servicio de seguridad privada.