Expertos proponen un padrón nacional de empresas que ofrecen este servicio para detectar a las clandestinas.

En México, unas dos mil 500 empresas de seguridad privada operan en la clandestinidad, pues ni siquiera son detectadas por las autoridades, aseveró Raúl Sapién Santos, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada.

Manifestó que en el país existen unas seis mil empresas de seguridad privada, pero un alto porcentaje son las llamadas patito, pues incumplen con las normas de funcionamiento estatales y federales, cambian constantemente de razón social para evitar ser ubicadas o dan un servicio deficiente.

Según Sapién Santos, debería existir un solo padrón a nivel nacional de las diferentes empresas que se dedican a dar seguridad privada y así pueda atarcarse la irregularidad.

6 mil empresas de seguridad privada se estima que operan en México, muchas de ellas en la clandestinidad

El Consejo ha pedido evitar la discrecionalidad en la supervisión de las empresas prestadoras de estos servicios, homologar en todo el país su registro y las sanciones a las que se pueden hacer acreedoras dichas compañías en caso de no cumplir con las normas federales.

Otro de los tópicos abordados fue la importancia del cumplimiento por parte de las empresas por brindar una capacitación constante al personal que presta los servicios de protección, custodia o vigilancia a particulares.

Sapién Santos resaltó que la certificación de los elementos de seguridad privada contribuiría a una mejor y mayor participación del ramo en la seguridad pública.

2,500 empresas de seguridad privada se presume que operan en la clandestinidad, de acuerdo con Raúl Sapién Santos

También dijo que las compañías del ramo deben proveer información precisa y confiable a las instituciones de seguridad pública, a fin de prevenir el delito o en caso de haberse consumado el acto ilícito, aportar pruebas para el esclarecimiento y la persecución del mismo.

El Consejo Nacional de Seguridad Privada busca actualizar la Ley Federal de Seguridad Privada, la cual ha quedado rebasada ante la generación de diferentes leyes regulatorias en la materia.

El objetivo es crear las bases generales de regulación del sector de seguridad privada para un mejor control tanto de la Federación como de los estados y municipios. Queremos hacer aportaciones nuevas a los legisladores para dotar de legalidad al sector”, dijo.